Entrevista integral a Jacques Vallée

Lunes, 21 de julio de 2014

Entrevista a Jacques Vallée, febrero 2014. Publicada y reservados todos los derechos © por Ovnis-Direct.

Autorizada su publicación en
rio54ovni.blogspot.com por Nagib Kary, editor responsable de Ovnis-Direct. Traducido del francés por Rubén Morales.

Cinco reconocidos investigadores de habla francesa (Kary, Bonvin, Solal, Robin y Troadec) le hicieron muchas de las preguntas que todos quisiéramos hacerle a Vallée, como por ejemplo ¿cuál es el pensador que más admira?, ¿hay relación entre los ovnis y la conciencia? ¿hubo platos voladores nazis?, ¿hay un sistema de control sobre la humanidad?, ¿Estados Unidos oculta información sobre los ovnis?, ¿hubo autores del esoterismo que influenciaron en su pensamiento?, ¿qué investigó sobre los críptidos?, ¿de alguna cosa está arrepentido?, ¿los contactados mienten o dicen la verdad?, ¿qué piensa sobre las experiencias con ayahuasca?, ¿qué consejo le daría a los ufólogos?...

Vallée respondió a todo con la espontaneidad, la creatividad y el amplio conocimiento que lo caracterizan, incluso en algunos temas brindó información poco conocida o directamente desconocida hasta ahora, y hasta mencionó a un autor argentino!

Jacques Vallée y Jean-Pierre Troadec en el Workshop CAIPAN 2014


Las preguntas fueron realizadas por cinco entrevistadores, cada uno desde un enfoque diferente, según su propia especialidad :

- Fabrice Bonvin sobre la ufología y su evolución.
- Nagib Kary (responsable del sitio Ovnis-Direct), preguntas sobre párrafos del libro de Vallée "Ciencia Prohibida, Vol. 2" y otras preguntas ufológicas.
- Philippe Solal sobre física, cosmología y criptozoología.
- Daniel Robin sobre los ovnis y el programa de aprendizaje.
- Jean-Pierre Troadec sobre el caso de Cergy Pontoise, los platillos nazis, las sociedades iniciáticas y los contactados.
- Preguntas generales de los internautas y de Nagib Kary del sitio Ovnis-Direct. 



Síntesis biográfica de Jacques Vallée

Obtuvo su licenciatura en matemáticas en la Sorbona, luego la maestría en Astrofísica en la Universidad de Lille y comenzó su carrera profesional como astrónomo en el Observatorio de París en 1961.

En 1962 abandonó Francia para practicar la astronomía en la Universidad de Texas, donde contribuyó a establecer el primer mapa computarizado de Marte para la NASA.  Acto seguido estudió en la Universidad de Northwestern, en la cual obtuvo un doctorado en informática. Fue uno de los principales investigadores del gran proyecto de ordenadores en red de la NSF, que condujo al primer sistema de conferencias por ARPANET, antecesor de Internet. También se desempeñó en el National Advisory Committee of the University of Michigan College of Engineering, donde participó en los primeros trabajos sobre inteligencia artificial.

Se interesó cada vez más en los ovnis por lo que se unió al Proyecto Libro Azul y presentó en 1966 un sistema de clasificación de los avistamientos de ovnis, que fue seguido de un segundo modelo en 1990. Junto a su mentor el Dr. Joseph Allen Hynek fundó el Colegio Invisible, que luego dio lugar a la organización del CUFOS (Center For UFO Studies), un grupo de expertos de todo el mundo que se interrogaban acerca de los platillos volantes sin necesariamente aferrarse a la creencia. Fue elegido por Steven Spielberg como modelo para el personaje de Lacombe, el científico francés interpretado por François Truffaut en la película Encuentros Cercanos del Tercer Tipo. Desde 1987 Jacques Vallée es “capital risquer” (inversor de riesgo en innovaciones) en Silicon Valley, donde ha participado en más de sesenta nuevos emprendimientos.

Jacques Vallée entrevé en el fenómeno ufológico un sistema de "control" de la evolución terrestre, que opera sobre el inconciente colectivo de nuestra especie, de acuerdo a una visión holística que se expresa mediante diversos ejemplos de fenómenos contemporáneos u otros recopilados por el folclore que exceden a lo ordinario y a lo humano. Esta percepción del autor se expresa claramente en su trilogía de obras Otras dimensiones / Confrontaciones / Revelaciones, que fue publicada en los años ‘90. (Fuente: Wikipedia)



Preguntas de Fabrice Bonvin
Escritor y ufólogo suizo, psicólogo, interesado particularmente en la relación entre los ovnis y la ecología, y también en el impacto psicológico de las apariciones sobre los testigos).


FB: Como ve Ud. a la ufología y la actividad del ufólogo en los próximos 15 o 20 años? ¿todo seguirá igual? o ¿qué cambiará fundamentalmente ?

JV: No deberemos asombrarnos si se asiste a un recrudecimiento de las manifestaciones mientras la humanidad comienza una nueva etapa de exploración sistemática del espacio. Pero esa pregunta habría que planteársela al mismo fenómeno, un fenómeno que ha demostrado ser diverso, adaptable e imprevisible. También ha demostrado que está fundamentalmente interesado en nuestros progresos tecnológicos y en nuestros prototipos.

FB: ¿Cual es el pensador teórico, el intelectual o el investigador que Ud. admira más y por cuales razones?

JV: Posiblemente ya lo sabrá, si leyó mi libro “Ciencia prohibida”: He hallado en Aimé Michel una gran fuente de inspiración, un espíritu admirable por la potencia de su visión y el humanismo profundo de su intelecto. El hecho de que un pensador como él haya sido ignorado, e incluso despreciado por cierta intelectualidad francesa, no le hace ningún honor a nuestro país. En cambio, creo que los integrantes del pequeño grupo que lo conocieron, han tenido un gran privilegio. Para Aimé, los ovnis solo eran un misterio entre otros: Era un pensador verdaderamente universal.

FB: ¿Actualmente cuál sería la disciplina científica más beneficiosa para aplicar a los conocimientos logrados por la ufología?

JV: Pienso en dos disciplinas que reclaman su urgente aplicación: En principio la informática, con el “data-mining”, y la medicina, ciencia que jamás ha sido seriamente convocada para estudiar los efectos a largo plazo sobre los testigos de encuentros cercanos. Más allá de esto, sin duda, la física debe intervenir  observando a los ovnis como un “teorema de existencia” para comprender su realidad física en un sentido más extenso.

FB: ¿Hay un vínculo entre la conciencia y los ovnis? ¿Qué rol juega la conciencia en las manifestaciones de ovnis?


JV: Por largo tiempo se ha visto a los ovnis como naves espaciales clásicas, conforme al modelo de la ciencia ficción de los años 40 y 50. Esta interpretación se resiste a desaparecer: En Francia en particular, donde los recientes avances de la parapsicología son mal conocidos, se considera a los efectos físicos informados por los testigos como casos de debilidad mental, o como efectos electromagnéticos secundarios y accidentales. Sin embargo, a medida que conseguimos mejor documentación, descubrimos que los aspectos físicos del fenómeno son tan poco negociables como sus efectos psíquicos: Todo sucede como si el fenómeno tomara el control de una determinada zona, incluyendo las percepciones de los testigos. Es precisamente esta constatación la que había descorazonado a Aimé Michel.


FB: En su opinión y según su experiencia ¿Los gobiernos ocultan información sobre los ovnis? –en particular me refiero al de los Estados Unidos.

JV: Esa pregunta tiene dos niveles: 1) Los gobiernos (y no solo el de EE.UU.) guardan para sí las informaciones que consideran más sensibles, en particular si les llegan de fuentes militares. Todo parece evidenciar que desde 1947 esta política ha sido vista como legítima, incluso en beneficio de la población y con la esperanza de obtener rápidamente avances tecnológicos. 2) La cuestión más difícil de saber es si estos avances se han efectivizado. En mi opinión, probablemente el fenómeno ha resistido todo análisis, fuera secreto o no. La cuestión de abrir los archivos habrá de plantearse nuevamente. Comprender el fenómeno ovni no es tan simple como desarmar un MIG o copiar secretamente un transbordador espacial.

FB: ¿Que consejo(s) le daría a la comunidad ufológica?

JV: No creo tener consejos personales para dar. Es evidente que jamás se harán verdaderos progresos en un ambiente que admite las polémicas inútiles, se impone evitar esas acusaciones paranoicas que desalientan la adhesión de los verdaderos investigadores. Investigamos un fenómeno que es accesible a nivel local, entonces existe la posibilidad de hacer estudios en el terreno y con el intercambio rápido de informaciones tenemos una gran posibilidad de avanzar. Esto sería más útil que rumorear acerca de secretos inaccesibles cajoneados en los archivos de los gobiernos.

FB: ¿Cuáles son sus mayores arrepentimientos en este camino recorrido en la ufología?

JV: A veces pienso que las cosas podían haber dado un giro totalmente diferente si yo hubiera acompañado a Allen Hynek a Detroit cuando fue el asunto del “gas de los pantanos”. Esa era la mayor oportunidad para exponer la cuestión de la realidad del fenómeno ante el gran público norteamericano y ante los medios científicos. De haber ido juntos, y con los consejos de Bill Powers, hubiéramos podido presentar una visión seria y urgente del problema, que habría sido comprendida por los medios.
Todo esto lo pienso porque ya ha corrido mucha agua bajo el puente, como se dice en Estados Unidos. Si miro hacia atrás, me queda claro que en lo profesional he perdido mi tiempo cuando volví a Francia a fines de 1967. ¿Debería lamentarme? No, no hubiera podido escribir un libro como “Pasaporte a Magonia” en otra ciudad que no fuera París. Y además no hubiera vivido el “mayo francés” del ’68 en el propio lugar de los hechos!


Preguntas de Nagib Kary del sitio web Ovnis-Direct, preguntas sobre el libro “Ciencia Prohibida, Vol. 2”.

NK: P389, respuesta de J. Vallée a Aimé Michel sobre el origen de los ovnis (Belmont, viernes 25 de junio de 1976):
“La opinión pública solo tiene dos posiciones posibles frente a los ovnis: Si tu puedes quitar de la mente de la gente la idea de que sean alucinaciones, esos mismos cerebros se plegarán a la conclusión de que pura y simplemente se trata de extraterrestres.”.
“¿No piensas que una tecnología capaz de crear deformaciones locales del espacio bien podría no limitarse a producir ovnis, sino toda suerte de otros fenómenos, que nos parecerían milagrosos?.”



Además de los ovnis ¿Podría darnos una descripción de estos fenómenos milagrosos, resultantes de esta súper tecnología?

JV: Estos fenómenos están en la literatura bajo la forma de testimonios sobre poltergeist, como en el libro del capitán de gendarmería Tizané, o por ejemplo en las famosas deformaciones de metales mediante el pensamiento informadas por los laboratorios soviéticos o por el Stanford Research Institute (o en Francia, por el investigador metalúrgico Crussard). El principio físico de la no-localidad permite los fenómenos de la radiestesia descritos por el gran físico francés Yves Rocard sobre sus experimentos en la École Normale Supérieure, tal como lo había señalado el relativista Olivier Costa de Beauregard. Es lamentable que se haya sistemáticamente ocultado este campo por razones ideológicas. Tal vez fue marginal en los años 70, pero ahora se ubica en el centro de las grandes cuestiones físicas actuales.

NK: P406, comentario de Aleister Crowley sobre la sociedad para la investigación psíquica:
"Todo su trabajo no hace otra cosa que aportar la prueba de que existen fuerzas exteriores a los humanos. Las conocemos desde siempre: el universo está lleno de manifestaciones oscuras y sutiles de la energía. Pero nadie antes que yo había jamás logrado demostrar la existencia de una inteligencia exterior a la especie humana, en tanto que mi compilación mágica lo logra. Pero es imposible dudar que haya alguien allí, alguien que puede organizar manifestaciones de la misma manera que Napoleón ha concebido sus planes de batalla, dotado de poderes de magnitud inimaginable, a través de los cuales se pueden controlar las acciones de los pueblos que fueron elegidos para desempeñar un rol en la ejecución de sus designios."


Las publicaciones realizadas por los personajes que pertenecen a la corriente esotérica del hermetismo, como Aleister Crowley, Facius Cardan, John Dee y otros que usted cita, ¿lo influenciaron de alguna manera en sus investigaciones que conducen a la hipótesis del sistema de control ?

JV: Ciertamente. Antes del desarrollo de la ciencia tal como la conocemos, muchos investigadores solitarios o miembros de pequeños grupos se han planteado las mismas preguntas que nosotros. El padre de Facius Cardan era un gran matemático, John Dee era un erudito que ha contribuido a la ciencia de la navegación, otros eran químicos, alquimistas o astrólogos. Ellos se preguntaban si existía un equilibrio general del mundo que daría un sentido a la vida humana y a los fenómenos que nos rodean.

NK: ¿Cuáles son, según Ud., los elementos desencadenantes de los movimientos sectarios en los años ’70 en EE. UU.?

JV: Una nueva generación tomaba conciencia de las deficiencias de la cultura occidental y se rebelaba contra las prohibiciones religiosas, sociales, políticas y artísticas del mundo de sus padres, quienes terminaron mentalmente enajenados y culturalmente empobrecidos luego de la Segunda Guerra Mundial. En ese ambiente, era natural que la exploración espiritual se abriera como un abanico y fuera en parte captada por las sectas. He observado este fenómeno en EE.UU. pero también existía en Francia, Inglaterra y otros países, de manera menos visible pero igualmente poderoso: Véase por ejemplo el caso del Templo Solar…

NK: Se advierte a través de su último libro que tiene reticencias respecto a las supuestas técnicas de meditación que lo logran mediante la utilización de sustancias. Pero hay una nueva camada de ufólogos serios que se ha dirigido al Amazonas, y que avala la eficacia de los métodos utilizados por los chamanes (ayahuasca) para alcanzar otros planos de la realidad. Incluso califican a los chamanes como “técnicos de la conciencia”. ¿Qué piensa Ud. de esto?

JV: En términos de investigación, todas esas exploraciones son útiles e incluso valiosas: La ciencia actual plantea la pregunta sobre la naturaleza de la realidad, tanto desde el ángulo físico (los Quantos, la no-localidad, etc.) y fisiológico (procesamiento de información por el cerebro, descubrimiento de mecanismos ocultos gracias a los IRM “funcionales”, etc.)
Conocí a Terence McKenna y en el curso de nuestras conversaciones convergieron nuestras hipótesis sobre un eventual “sistema de control”. Pero mi línea de investigación personal pasa por una calibración sistemática de los datos, un ajuste de los útiles de investigación que no es posible cuando uno se deja llevar por las visiones de las drogas como la ayahuasca o el LSD.
Por vivir de forma permanente en California desde 1969, he visto pasar todo tipo de experiencias a partir de esos métodos, salgan ellos de las junglas sudamericanas o simplemente de los laboratorios farmacéuticos.  Entiendo su utilidad para forzar ciertas estructuras cerebrales a revelar su función en la construcción de la realidad, pero no he aprendido de eso nada que sea realmente nuevo y confiable para mi propio trabajo.


NK: P427 - Cita del autor :
"El fenómeno ovni es como un caleidoscopio con tres niveles distintos: un nivel a escala puramente física y tecnológica; un nivel sociológico y por último un nivel personal, subliminal, que juega con los matices sutiles de la psiquis humana. El primero de estos aspectos parece claramente indicar un origen extraterrestre; el segundo, si nos atenemos a su sola dimensión social, estaría en el campo de la mitología humana y de la antropología: Es la explicación que promueven Kit y los escépticos evolucionados, a diferencia de Menzel y Klass que se contentaban de negar todo en bloque.
El tercer aspecto es el más inquietante, pues deja entrever las señales de una manipulación más oscura, de origen terrestre y muy material". 


 
NK: ¿Ha hecho, en los últimos años, nuevos descubrimientos en este tercer aspecto del fenómeno ovni? 

JV: Nos encontramos con este aspecto cuando se encara el estudio de casos sobre el terreno. Todo sucede como si el fenómeno fuera capaz de manipular su entorno (incluido el entorno humano) para ocultar su verdadera naturaleza. En mi opinión las estructuras de camuflaje utilizan elementos terrestres, y no se trata sólo, como ingenuamente se ha creído durante mucho tiempo, de un "encubrimiento" burocrático. 




Preguntas de Philippe Solal
Doctor y Profesor Asociado de Filosofía en el INSA de Toulouse, profesor en expresión-comunicación, psicología social, filosofía de la ciencia y autor de una decena de libros en estas áreas). 

PS: La física y la cosmología de este principio del siglo XXI están en crisis y se buscan nuevos modelos para representar el universo: multiverso, universo multidimensional, replegado, laminado, etc. ¿Es usted consciente de esta crisis y ella de alguna manera alimenta sus reflexiones sobre el origen de los ovnis? 

JV: He seguido de cerca esos trabajos, primero en astrofísica en la Universidad de Texas que ha sido uno de los principales centros de investigación cosmológica, luego en Stanford y en el SRI. El resultado fue mi libro "Otras dimensiones" porque los ovnis nos ofrecen, entre otras posibilidades, la oportunidad de plantear esta pregunta sobre la estructura del universo. Más recientemente dicté una conferencia TED sobre el tema de la física de la información en el contexto de una reunión en Bruselas donde hablé sobre los próximos 60 años, un período que pondrá estos trabajos en el centro de la investigación, en mi opinión. 



PS: Advierto que usted ha realizado muchas investigaciones en los últimos meses sobre un aumento en los casos de testimonios sobre críptidos en EE.UU. ¿Podría hablarnos de eso?

JV: Es un tema que durante mucho tiempo dejé de lado, en principio porque no tengo competencia en biología o zoología, y sobre todo porque me parecía que era independiente de las observaciones que yo estudiaba. Me vi obligado a replantearme esta posición a consecuencia de varias series de testimonios en las que los fenómenos cripto-zoológicos estaban co-localizados con avistamientos de ovnis bien documentados.
En 2012 y 2013 hice varios viajes a Utah con el profesor Frank Salisbury, un eminente biólogo que ha trabajado para la NASA sobre la botánica en la microgravedad. Hemos recorrido la cadena de los Uintah y más tarde la cuenca semi-desértica que se extiende desde Vernal a Fort Duchesne, para conocer a los testigos de estos eventos, que eran ganaderos, industriales y policías (incluida la policía tribal). En general, estos testimonios no se publican en la prensa, por lo que es indispensable el trabajo de campo para encontrarse con la gente y escucharla. Estos viajes me enseñaron que la observación de esas criaturas debía ser tomada en serio. Como usted probablemente sabe, observaciones similares han sido reportadas en Francia.




Preguntas de Daniel Robin
Presidente de la asociación "Ovni Investigación" con sede en Lyon, investigador de campo y organizador de los “Encuentros de las ciencias y de lo inexplicable". Robin estableció una categorización sobre la interferencia del fenómeno en la conciencia humana, basada en ejemplos concretos. 

DR: En sus libros Ud. propone la hipótesis de que las manifestaciones del fenómeno ovni podrían corresponder a un programa de aprendizaje destinado a la humanidad. Y que este sistema podría ser del mismo tipo que aquel del psicólogo Burrhus Frederic Skinner sobre la enseñanza programada. ¿Puede desarrollar esta hipótesis y demostrar que las manifestaciones del fenómeno ovni siguen ciertamente un programa? 

JV: Esta hipótesis se deriva de catálogos informáticos realizados durante los años 60 y 70, dando lugar a una curva de frecuencia del fenómeno que se asemeja a un programa de aprendizaje ("programa de refuerzo" en términos de Skinner), es decir una sucesión de estímulos que es pseudo-periódica. Según Skinner, un tal programa conduce a un aprendizaje irreversible. También es muy difícil detectarlo, a menos que se recopile una larga serie de observaciones.

Digamos de paso que los estudios militares, tales como aquel de la Fuerza Aérea de los EE.UU. (Proyecto Libro Azul) o los análisis académicos como el  del profesor Condon en la Universidad de Colorado, siempre han tratado los casos uno por uno, sin una perspectiva global, lo que obviamente enmascara cualquier programa de este tipo, si es que lo hay. La idea a menudo sacada a relucir en las declaraciones de las agencias gubernamentales, de que los ovnis no representan una amenaza, nunca tomó en cuenta la estructura de la evolución global del fenómeno.

Para confirmar o refutar esta hipótesis sería necesario recabar datos recientes y actualizar los viejos casos a fin de extender el estudio durante un período más largo. Tuve oportunidad de discutir esto con especialistas en informática de la CNES. No se excluye que varias hipótesis puedan converger al retomar este tipo de análisis. 

DR: En una conferencia que dio en Montreal, Canadá, usted habló sobre las obras de arte del pasado en las cuales figuran eventuales representaciones de ovnis. Usted habló puntualmente de una pintura de Miguel Ángel que representa a un triángulo negro que el pintor seguramente había observado. ¿Nos puede dar las referencias de esta obra de Miguel Ángel?

JV: La referencia es la obra del cronista benedictino Benedetto Lushino, Vulnera Diligentis (segundo libro, capítulo XXII), quien escribe que Miguel Ángel vio un "signo triangular" en una noche tranquila. Era luminoso (y no negro) con tres colas, una plateada, la segunda roja, la tercera "inflamada y bifurcada." La observación se llevó a cabo en Roma en 1513. Miguel Ángel quedó tan impresionado que representó el triángulo en una pintura, la que por desgracia no se ha conservado, a mi conocimiento.


Preguntas de Jean-Pierre TROADEC
Autor del libro Los ovnis. Colección Que sais-Je? Ediciones Presses Universitaires Françaises, París, Auditor del Instituto de Altos Estudios de Defensa Nacional.

JPT: El incidente de Cergy Pontoise fue un caso famoso en 1979. Según usted cual es la realidad que se oculta en esta historia: fraude, abducción, montaje de los servicios secretos, u otra hipótesis alternativa. ¿Qué certezas tiene, y en base a qué pruebas? 

JV: Muchas veces he vuelto a pensar en este caso. Me afecta personalmente porque, a diferencia de la mayoría de las encuestas que un investigador está habituado a hacer, esta encuesta me retrotrae a un lugar muy familiar: como Franck Fontaine, porque yo fui estudiante en la escuela comunal del Parque de las Carretas en Pontoise; al igual que él y sus compañeros, conozco muy bien la planicie de Cergy; además Gerard Deforge, que tenía a Fontaine como alumno, es un amigo personal. Y me reencontré con Fontaine y los otros dos testigos en Pontoise, en la casa de Marceau Sicaud, quien había estudiado todo el expediente.

Hoy en día todavía dudo entre la tesis del fraude y la de la operación psicológica. Prévost y N'Diaye interpretaron los acontecimientos a su manera, pero la personalidad de Franck y sus dudas acerca de su experiencia me intrigan: Tengo la impresión de que no mintió. Por otra parte, sabemos que las experiencias sociológicas no son raras en el contexto de la guerra psicológica. En Cergy-Pontoise hay varias pistas evidentes que podrían indicar una manipulación, pero que no han sido exploradas por los investigadores: ¿por qué? Sin duda, el GEPAN tenía razón en no implicarse más en el asunto, una vez descartada la hipótesis de una verdadera "abducción". 

JPT: Los contactados, como Adamski, Siragusa, ¿pueden ser considerados como una parte real del testimonio ufológico, o bien estas historias se relacionan con otra cosa? Algunos piensan que son puro engaño. ¿Cuál es su opinión?

JV: Si nos atenemos a la realidad "científica", parece claro que nos encontramos ante fraudes (en el caso de Adamski) o aberraciones psicológicas (delirio, alienación, parafrenia) en otros casos. Pero el impacto de estas historias resulta más profundo que un simple fraude. Un engaño sería rápidamente eliminado una vez conocida la verdad: Véase por ejemplo las famosas observaciones de Gulf Breeze con "el Señor Ed" o el caso Meier en Suiza que la ufología ha olvidado, afortunadamente.

Carl Jung no estaba equivocado acerca del impacto cultural y psicológico de las historias de "contacto" de los años 50, cuando llamó la atención sobre la presencia de arquetipos poderosos. Por ejemplo, los contactados fueron los primeros en lanzar el 'meme' de la contaminación peligrosa para el planeta, veinte años antes que los ecologistas (en este punto los visitantes cósmicos insistían reiteradamente...).

Más recientemente, el profesor Jeff Kripal, que preside el Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Rice, ha retomado este análisis en términos de la evolución de los conceptos religiosos en el mundo moderno. Desde su óptica, el hecho de que las nuevas creencias se basen en hechos inverificables o incluso falsos no tiene ninguna importancia: ¿Acaso a alguien le importa si Jesucristo ha realmente convertido el agua en vino?

JPT: Se ha dicho que durante la Segunda Guerra Mundial los científicos alemanes habrían desarrollado aparatos con alas circulares y platillos volantes (Vrils, Haunebus). ¿Hay que considerar estas informaciones dentro del campo de los rumores?

JV: Estas investigaciones están bien comprobadas, y se han encontrado algunos de estos prototipos (vi uno en un laboratorio de Texas). Desde el punto de vista aeronáutico era lógico ensayar el desarrollo de este tipo de aparatos. Al final de la guerra la empresa AVRO en Canadá y Couzinet en Francia trataron de construir un platillo volador que funcione. Los americanos retomaron estas investigaciones tratando de encontrar a los hermanos Horten. En Francia, la Sociedad Nacional de Construcción Aeronáutica del Sur-Oeste (SNCASO) en 1955 contrató a Thomas Townsend Brown (co-fundador del grupo ufológico NICAP) para realizar trabajos en electro-gravedad. Más cerca en el espacio y el tiempo está el Dr. Moller de California a quien conocí en Sacramento y me mostró sus prototipos, y él mantiene la esperanza de hacer volar uno de estos aparatos ante el gran público, para lo cual está buscando financiación.

Mirando hacia atrás ahora comprendemos por qué estos artefactos son inestables (ya que se elevan por encima de la zona del "efecto suelo" como un hovercraft) y sobre todo son difíciles de utilizar con una carga importante o varios pasajeros: El peso aumenta con el cubo del diámetro, y el centro de gravedad se ubica demasiado cerca del "centro de sustentación." Que yo sepa, los únicos dispositivos circulares capaces de transportar uno o dos hombres son los utilizados por los militares a baja altitud para operaciones de comando, especialmente en terrenos pantanosos. Y no giran sobre sí mismos como los prototipos alemanes. En mi opinión, no queda ningún misterio en este tema.

JPT: ¿Qué vínculos encuentra usted entre la ufología y las sociedades secretas iniciáticas?

JV: Aunque ellas son guardianas de una verdadera tradición, las sociedades  iniciáticas están abiertas a la idea de formas de conciencia no humanas. En Paracelso, hombre a quien la medicina debe importantes ideas y remedios prácticos, hallamos una serie de descripciones de seres que se supone habitan realidades paralelas a la nuestra. Las colecciones de tratados esotéricos contienen valiosa información histórica, junto a especulaciones que la ciencia moderna ha invalidado o superado.
Por el contrario, cuando se observa la historia reciente de las sectas, es posible hallar una conexión más siniestra entre sus líderes y los servicios que los utilizan con fines políticos o simplemente para facilitar ciertas influencias. Autores bien informados han echado luz sobre estas relaciones, trátese de la logia P2, la Amorc o de ciertas estructuras masónicas en África. Para no mencionar de nuevo a la secta del Templo Solar, cuyas iniciaciones comprendían un contacto con seres supuestamente extraterrestres, simulados mediante métodos de prestidigitación.


Preguntas generales de usuarios de Internet y de Nagib Kary, editor responsable del sitio web Ovnis-Direct :

NK: ¿Sabe usted si existe actualmente un programa o un plan para ponerse en contacto con el fenómeno ovni?

JV: Se puede encontrar varios en Internet, comenzando con el grupo del Dr. Steven Greer. Sus discípulos afirman estar en contacto habitual con los ovnis mediante señales luminosas. Desafortunadamente sus cámaras fotográficas o de vídeo dejan de funcionar en el momento justo... Otros grupos tienen sus proyectos de contacto telepático. Los proyectos más serios parten de identificar áreas con alta frecuencia de observaciones donde los investigadores esperan poder establecer una comunicación regular. Hasta ahora no he visto resultados convincentes. 

NK: ¿Cuál es su opinión sobre la evolución actual de la física cuántica?
En su opinión, ¿estamos cerca de los descubrimientos que podrían explicar, en parte, algunos fenómenos relacionados con los ovnis?


JV: La pregunta es legítima, sobre todo porque la investigación seria sobre el funcionamiento de la conciencia se enfrenta con el mismo problema. A partir del principio de la no-localidad podemos preguntarnos si el pensamiento podría transmitirse instantáneamente (y no por ondas electromagnéticas, como en las investigaciones soviéticas del período 1930-1940 o los trabajos de los científicos franceses e ingleses realizados a principios del pasado siglo, sobre la "radio mental"). De ser así, sería posible entrar en contacto con otras formas de conciencia, y los seres capaces de desplazarse en el espacio podrían influenciarnos a distancia, o incluso hacer que percibamos escenas imaginarias.
De hecho, me parece que, en su entusiasmo, ciertos investigadores, de alguna manera, introducen a la mecánica cuántica en todas las salsas: Como sus mecanismos siguen siendo un misterio, se la puede usar de manera abusiva para explicar toda una serie de fenómenos. Me interesan más las nuevas ideas sobre la física de la información, como ya he dicho anteriormente. Si el espacio-tiempo es un efecto secundario de nuestra conciencia y es una ilusión física, entonces el problema de los fenómenos relacionados con los ovnis puede replantearse de una manera mucho más fundamental.

NK: ¿Por qué la hipótesis del sistema de control se refiere esencialmente a los ovnis y a los personajes asociados? ¿Esa manipulación del espacio y del tiempo no podría llevarse a cabo también en la vida cotidiana, en la calle, en los hogares? 

JV: Desde luego, se puede imaginar un sistema de control capaz de cambiar poco a poco nuestra realidad (a la vez en lo físico y lo social) y sustituirla por "otra cosa". Este es el mecanismo que Jorge Luis Borges describió en su magistral cuento Tlön Uqbar Orbis Tertius. 

NK: ¿Podría mencionar los principales autores e investigadores que actualmente comparten su línea de pensamiento?

JV: En primer lugar, Jeff Kripal y sus estudiantes, y los participantes de sus simposios sobre el tema en Esalen durante los últimos años (véase su libro "Los autores de lo imposible", University of Chicago Press, donde analiza mi trabajo y el de Bertrand Méheust). Estas ideas convergen con aquellas de Jean Sider en Francia y de varios físicos en los Estados Unidos, además con investigadores como Philip Guillemant del CNRS. También hay varios grupos en Silicon Valley que trabajan en la causalidad inversa y desafían la ciencia convencional. Creo que este trabajo debe concluirse antes de que podamos interrogarnos sobre los ovnis con una base verdaderamente científica.
De hecho, me gustaría resumir el problema de la siguiente manera: "(1) El fenómeno ovni realmente existe. (2) Sobre esta base, solo nos queda renegociar lo que nosotros entendemos como realidad". 

NK: ¿Cómo entiende usted que un personaje como John Keel haya sido tantas veces puesto en duda? ¿Ha hablado con él acerca de las manifestaciones de Point Pleasant (1966-1967)? ¿Ese caso es creíble para usted? ¿Y sabe si hay algún otro de este tipo que implique una amplia gama de manifestaciones paranormales diversas y variadas?

JV: John no era un científico ni lo pretendía ser. Se lo ha cuestionado con razón, porque sus fuentes eran inverificables. En mi opinión, John avanzaba demasiado rápido y se dejaba llevar por las impresiones del momento. Esto no quita que dedicó mucho tiempo a realizar trabajo de campo, él fue el primero en reconocer que los verdaderos testigos eran una mayoría invisible, y que los militares tenían un programa sistemático de interferencia con las observaciones. También cuestionó la hipótesis extraterrestre en primer grado, especialmente en “Disneylandia de los Dioses”.
Sobre el caso de Point Pleasant no puedo hacer comentarios, yo no fui a interrogar a los testigos. Pero confío en John cuando relata la destrucción de un puente, tal como lo predecían mensajes anteriores, y llega a la conclusión de que el fenómeno a veces se burla de nosotros.

NK: Muchos usuarios de redes sociales se apasionan por el caso de las luces filmadas en Phoenix, Arizona, en 1997, así como con los estrellamientos de ovnis en el suelo, lo que justificaría la existencia de restos materiales. ¿Es posible conciliar la hipótesis del sistema de control con los hechos (Phoenix) y suposiciones (accidentes de ovnis, ingeniería inversa) antes mencionados? 

JV: Se trata de dos cuestiones muy diferentes: El caso de Phoenix evidencia los límites de nuestros sistemas de observación, ya que tenemos testimonios múltiples, una grabación en vídeo, y aún con eso no se alcanza a probar la naturaleza del fenómeno. No tengo ningún elemento adicional que pudiera solucionar este problema, pero resaltemos que el caso de Phoenix no es único: coincide con numerosas observaciones inexplicables de vastos conjuntos de objetos (o luces asociados con un gran objeto) en los Estados Unidos y en otros lugares, como en el caso del "Cinco de Noviembre" en Francia.
Los restos materiales existen y no necesariamente provienen de un "crash" supuesto o real. He publicado los análisis de varias muestras que me fueron confiadas luego de la observación de un objeto a baja altitud que eyectaba un metal líquido: Los resultados fueron instructivos. Desde luego, el Santo Grial podría ser un fragmento de un artefacto que se estrelló, pero no es tan evidente que nuestros laboratorios estén equipados para comprenderlo: Sería como darle a Leonardo da Vinci uno de esos controles remotos que se utilizan para abrir un garaje a distancia ... 

NK: De acuerdo a sus conocimientos y datos estadísticos, ¿es posible que el sistema de control reorganice sus manifestaciones metamorfoseándose de manera radical? Esto significaría que los ovnis se volverían más discretos y dejarían lugar a un nuevo tipo de folclore, manteniendo las mismas invariantes.
 

JV: Si nos fijamos en la historia del fenómeno a lo largo de los siglos, lo que sí podemos conocer ahora a través de las investigaciones de Chris Aubeck y de su activo grupo en Internet "Magoniax", se detectan constantes simultáneas en la apariencia del fenómeno, sus evoluciones, sus efectos físicos y en los cambios de formas de presentación, las que parecen ligeramente adelantadas a las ideas tecnológicas de cada época. Los norteamericanos del siglo XIX veían dirigibles imposibles, unas décadas antes de la construcción del primer dirigible, por ejemplo. Después de la segunda guerra mundial, aparecen los platillos volantes con pequeñas y absurdas antenas como en la fantasía de las historietas. ¿Es ésta una característica del sistema de control? O, simplemente, un efecto de la predisposición de una determinada sociedad que proyecta su imaginación en el guion argumental de un fenómeno misterioso que permanece sin explicación? Me estoy inclinando hacia su última hipótesis: la aparición de un nuevo tipo de folclore con los mismos invariantes.

NK: Usted escribió el prefacio del libro de Bob Pratt titulado "OVNIs - Peligro - Llamado a la vigilancia." ¿Ha tomado conocimiento de nuevos casos perturbadores en los últimos años?

JV: 
No he regresado a Brasil desde los años 80. Pero se continúa recibiendo informaciones que confirman lo que Bob Pratt describía en su libro, y también lo que me han dicho los testigos en el lugar, incluyendo oficiales de inteligencia de la Fuerza Aérea Brasileña como el coronel Hollanda Lima.

Entrevista a Jacques Vallée, febrero 2014. Publicada y reservados todos los derechos © por Ovnis-Direct.
Autorizada su publicación en rio54ovni.blogspot.com por Nagib Kary, editor responsable de Ovnis-Direct. Traducido del francés por Rubén Morales.